• Jacques Briochin: La Poudre 2 en 1 (Polvos quitamanchas ropa de color)

    Jacques Briochin

  • 8.00€

  • ¿Qué es?

    ¡La solución que buscabas para mantener el color en tus prendas! Con el tiempo y los sucesivos lavados de nuestras prendas de ropa el color se va perdiendo, quedando un tono más apagado y menos brillante, la ropa no luce tan bonita. 

    Con La Poudre 2 en 1 conseguirás eliminar las manchas difíciles además de conservar los colores. Se puede utilizar en la lavadora o para lavar a mano. Es adecuado para todo tipo de tejidos, excepto lana, seda y cuero.

    Modo de uso: si se va a utilizar en lavadora, introduce, junto con tu detergente habitual, la medida correspondiente a una cucharada para mantener los colores. La cuchara viene incluida. Si quieres eliminar manchas más difíciles, además de mantener el color de tus prendas, utiliza 2 cucharadas. Es eficaz incluso utilizándolo a temperatura de 30 ºC. Para utilizarlo en lavados a mano, vierte tu detergente habitual en un recipiente con agua tibia (4 litros) y añade 1 cucharada de La Poudre 2 en 1, mezclando bien hasta su disolución. Mantén la ropa en remojo un máximo de una hora y enjuagar a continuación. Te contamos un pequeño truco de la mano de Jacques Briochin: para combatir esas manchas rebeldes diluye 1 cucharadita en un vaso de agua tibia y aplicar la solución sobre la misma mancha. Frota un poquito y a continuación colocar inmediatamente la prenda en la lavadora.

    500g.

    Ingredientes: 5-15 % blanqueantes liberadores de oxígeno; < 5 % tensioactivos no iónicos, tensioactivos aniónicos, enzimas, jabón, policarboxilatos. Contiene percarbonato de sodio. Provoca lesiones oculares graves. Mantener fuera del alcance de los niños. Al utilizar, proteger los ojos y el rostro. En caso de contacto con los ojos: aclarar con abundante agua durante varios minutos. Retirar las lentes de contacto si fuera el caso y continuar enjuagando. Acudir inmediatamente a un centro de desintoxicación o al médico. Si acudes al médico, lleva el envase del producto.

    Corría el año 1919 por la Bretaña francesa cuando Renald Raoul, un comerciante de ceras, estrenaba título de padre y creaba la marca Le Briochin. Su hijo, Jacques Briochin, fue llamado así como los habitantes de Saint-Brieuc en Cotes d'Armor, donde viven y fabrican los productos.

    En su taller, Renald Raoul creaba detergentes y productos de limpieza para profesionales: pintores, mecánicos, artesanos, etc. Algún tiempo después, el boca a boca les ayudó y sus productos superaron la frontera Bretona, reconocidos como los productos más efectivos.

    Comenzando los años 90 y en respuesta a las peticiones de los clientes particulares, ampliaron su rango al público general. Fue entonces cuando el negocio Le Briochin pasó a llamarse Jacques Briochin. Los empresarios visionarios tuvieron entonces una idea: ¿qué pasaría si Jacques Briochin acompañara a los hombres y mujeres en sus hogares? Para ello, había que estar presente en hipermercados y supermercados. ¡Y lo hicieron!

    Gracias a la lealtad de los consumidores, la familia se expandió. Ahora se compone de más de una veintena de productos que respetan y mantienen impecables todas las superficies y habitaciones de nuestras casas. Desde su comienzo ofrecen productos de alta calidad que demuestran su savoire-faire y su gran tradición en el negocio familiar, en el que ya llevan varios siglos de la historia francesa.

¡Compártelo en tus redes!