• Jacques Briochin: La pierre du droguiste (Piedra multiusos)

    Jacques Briochin

  • 9.50€

  • ¿Qué es?

    También llamada piedra blanca o piedra de arcilla, La pierre du droguiste es un limpiador 100% natural e increíble: limpia, elimina grasa y cal, pule y hace brillar todas las superficies.

    Se compone de caolín bretón, una arcilla natural con propiedades recurrentes. Esta arcilla se extrae de las canteras de Quessoy, ¡a pocos pasos del taller Briochin! El auténtico jabón líquido de Marsella también se utiliza en la composición. Se fabrica en un caldero de acuerdo con el proceso tradicional de Marsella. El toque final a esta receta bien guardada, es la fragancia natural de aceite esencial de eucalipto.

    En la cocina: vitrocerámica, encimera, fregadero de acero inoxidable, horno interior, nevera...
    En el baño: lavavo, azulejos, esmaltes, accesorios, superficies de azulejos, cerámicas...
    En objetos: joyas, zapatos deportivos, muebles de jardín, cubiertos...

    Modo de uso: en lugar de la pulverización de la superficie a limpiar, sólo tienes que pasar su esponja mojada (incluida en la caja) sobre la piedra y luego frotar el material a limpiar. Deja que la piedra se seque antes de cerrar la caja.

    Tiene todas las ventajas de un producto multiusos, sin ninguna desventaja: es práctico, no hay desperdicio (sólo vas a usar la cantidad que necesitas), su uso es cómodo, el producto es sólido y no deja ningún compuesto volátil en la habitación.

    Certificado Ecocert.

    300gr.

    Esta es una foto de Manopla Studio para Olivia Cuidados S.L. No está permitido su uso. Todos los derechos reservados.

    Ingredientes: alumina, aqua, hydrated silica, fatty alcohol polyglycol ether, glycerin, potassium cocoate, alkylsulfate de sodium, kaolin, eucalyptol, cocos nucifera oil, limonene, methylchloroisothiazolione + methylisothiazolinone.

    Corría el año 1919 por la Bretaña francesa cuando Renald Raoul, un comerciante de ceras, estrenaba título de padre y creaba la marca Le Briochin. Su hijo, Jacques Briochin, fue llamado así como los habitantes de Saint-Brieuc en Cotes d'Armor, donde viven y fabrican los productos.

    En su taller, Renald Raoul creaba detergentes y productos de limpieza para profesionales: pintores, mecánicos, artesanos, etc. Algún tiempo después, el boca a boca les ayudó y sus productos superaron la frontera Bretona, reconocidos como los productos más efectivos.

    Comenzando los años 90 y en respuesta a las peticiones de los clientes particulares, ampliaron su rango al público general. Fue entonces cuando el negocio Le Briochin pasó a llamarse Jacques Briochin. Los empresarios visionarios tuvieron entonces una idea: ¿qué pasaría si Jacques Briochin acompañara a los hombres y mujeres en sus hogares? Para ello, había que estar presente en hipermercados y supermercados. ¡Y lo hicieron!

    Gracias a la lealtad de los consumidores, la familia se expandió. Ahora se compone de más de una veintena de productos que respetan y mantienen impecables todas las superficies y habitaciones de nuestras casas. Desde su comienzo ofrecen productos de alta calidad que demuestran su savoire-faire y su gran tradición en el negocio familiar, en el que ya llevan varios siglos de la historia francesa.

¡Compártelo en tus redes!