• Jacques Briochin: L'authentique vinaigre de ménage prêt à l'emploi (Vinagre de limpieza en spray)

    Jacques Briochin

  • 5.50€

  • ¿Qué es?

    Especialmente diseñado para el mantenimiento de tu casa, este vinagre desincrusta, elimina la grasa y las sueltas de medios de comunicación, objetos y piezas de su vida. Muy práctico, este vinagre ya viene diluido en una botella provista de un pulverizador.

    Útil para descalcificar los sanitarios, grifos, duchas y bañeras y para limpiar las superficies sucias tales como campanas extractoras o sus cacerolas. Para ser utilizado en el cuarto de baño (ducha pantalla, cromo, porcelana), cocina (nevera, electrodomésticos...) y en toda la casa (ventanas, espejos, plásticos...).

    Debido a que está muy concentrado, no lo uses en mármol o superficies porosas.

    Truco: el vinagre también tiene propiedades quitamanchas. Tan solo frota suavemente las manchas de fruta, mermeladas, maquillaje, vino, mostaza, café... y procede a su lavado habitual. Y además, si rocías este vinagre en tus plantas, ¡tu gato no se acercará más!

    Certificado Ecocert.

    750ml.

    Esta es una foto de Manopla Studio para Olivia Cuidados S.L. No está permitido su uso. Todos los derechos reservados.

    Ingredientes: aqua, acetic acid.

    Corría el año 1919 por la Bretaña francesa cuando Renald Raoul, un comerciante de ceras, estrenaba título de padre y creaba la marca Le Briochin. Su hijo, Jacques Briochin, fue llamado así como los habitantes de Saint-Brieuc en Cotes d'Armor, donde viven y fabrican los productos.

    En su taller, Renald Raoul creaba detergentes y productos de limpieza para profesionales: pintores, mecánicos, artesanos, etc. Algún tiempo después, el boca a boca les ayudó y sus productos superaron la frontera Bretona, reconocidos como los productos más efectivos.

    Comenzando los años 90 y en respuesta a las peticiones de los clientes particulares, ampliaron su rango al público general. Fue entonces cuando el negocio Le Briochin pasó a llamarse Jacques Briochin. Los empresarios visionarios tuvieron entonces una idea: ¿qué pasaría si Jacques Briochin acompañara a los hombres y mujeres en sus hogares? Para ello, había que estar presente en hipermercados y supermercados. ¡Y lo hicieron!

    Gracias a la lealtad de los consumidores, la familia se expandió. Ahora se compone de más de una veintena de productos que respetan y mantienen impecables todas las superficies y habitaciones de nuestras casas. Desde su comienzo ofrecen productos de alta calidad que demuestran su savoire-faire y su gran tradición en el negocio familiar, en el que ya llevan varios siglos de la historia francesa.

¡Compártelo en tus redes!