• A Lab On Fire: Liquidnight Eau de Parfum

    A Lab On Fire

  • 98.00€

  • ¿Qué es?

    Los secretos de una noche en la ciudad de Nueva York se exploran con mucha clase en Liquidnight de A Lab on Fire. Suave con un acabado amaderado dulce, esta fragancia explora las profundidades ocultas de la noche, comenzando con un toque lleno de anticipación representado por unos aromas cítricos vivaces, alegres como la bergamota y la lima.

    Su corazón late violentamente en una fundente mezcla de lo exótico (azafrán) y lo familiar (salvia y lavanda), mientras que en su base es medianoche, el verdadero sentimiento de la ciudad, místico (incienso y madera de Hinoki), sensual (almizcle) y adictivo (vainilla).

    El perfumista Carlos Benaim se inspiró en la noche de Nueva York, con todas sus posibilidades y encuentros mágicos. Liquidnight es una fragancia elegante y cambiante, donde el incienso y la vainilla crean un flujo cálido y balsámico relajante, dando a esta fragancia aliento y un pulso constante. Añadir el azafrán mágico, el rey de las especias en la mezcla, y nos quedamos con una fragancia cautivadora. El azafrán es muy apreciado en perfumería, y proviene de la familia del lirio con su calidad en seco, agridulce y floral aldehídica que deja un rastro real de expansión olfativa. El misterio y el brillo del hinoki contrastan la textura íntima suave del cuero, y parece como si nos transportara. Al final de la noche puedes descansar tu ajetreada cabeza en esta nube serena repleta de buen gusto. Todo está a salvo.

    (En recuerdo de Osamu K).

    • Notas altas: bergamota, lima y azafrán.
    • Notas medias: salvia, lavanda y madera de hinoki.
    • Notas base: incienso, vainilla y almizcle.

    60ml.

    Esta es una foto de Manopla Studio para Olivia Cuidados S.L. No está permitido su uso. Todos los derechos reservados.

    Ingredientes: alcohol deant, parfum, aqua, linalool, limonene, benzyl benzoate, cinnamyl alcohol, citral, isoeugenol.

    A Lab on Fire es una casa de perfumes de edición limitada con sede en Brooklyn. Te preguntarás qué significa. Bueno, significa que el fundador Carlos Kusubayashi es capaz de conservar y elaborar una marca, obsesionado con la fabricación de fragancias refinadas, elegantes y muy modernas hechas por perfumistas de élite. Él coloca intencionalmente su jugo en frascos diseñados sin excesiva atención, de tal manera que todo el foco de atención se centre en el líquido. La fragancia es como una pequeña fiesta privada para algunos, y A Lab on Fire aprovecha esta idea permitiendo que sus perfumes hablen por sí mismos y de forma directa al usuario, por suerte para nosotros. Deja que el misterio se desarrolle poco a poco.

    Lo misterioso, lo improbable, el enigma final. A Lab on Fire es una brillante colaboración con los talentos más brillantes de la industria para crear fragancias originales de la más alta ingenuidad, frescura y calidad. Cada fragancia ha sido diseñada por una nariz famosa para ser contemporánea, refinada y rica. El diseño de cada paquete enfatiza la simplicidad y la elegancia industrial. El glamour trata de encontrar la exclusividad y el lujo en lugares sorprendentes. Misterio significa no revelar tus secretos. Déjate envolver por el misterio y el glamour. Bienvenido a A Lab on Fire.

  • A Lab On Fire: Liquidnight Eau de Parfum
  • A Lab On Fire: Liquidnight Eau de Parfum

¡Compártelo en tus redes!