Mr. Arthur Charles Wilkin unió a dos amigos para formar la empresa Britannia Fruit Preserving Company. Se estipuló que la confitura debía estar libre de glucosa, colorantes y conservantes. La primera mermelada fue de tan alta calidad e impresionó a un comerciante australiano, que se las arregló para comprar hasta el último bote.

La compañía Wilkin & Sons Limited, fue fundada en 1885. La familia Wilkin posee unas 400 ha. de terreno en los alrededores de Tiptree, donde se cultivan frutas como fresa, frambuesa, grosella negra, ciruela roja y por supuesto, las célebres fresitas escarlata (Little Scarlet) que se cultivan desde hace más de 100 años. Las demás variedades de fruta, que no pueden cultivar en Tiptree, se importan de las mejores regiones del mundo.

En Tiptree las conservas se hacen con la fruta más fresca y no contienen ingredientes artificiales. Además intentan mantener la fruta entera todo lo posible conservando su calidad natural con sus recetas secretas que utilizan desde la época victoriana. No trabaja ni con, ni para otras empresas. El producto final, llevará la famosa etiqueta ovalada de “Tiptree”, garantía de la más alta calidad para gastrónomos de todo el mundo.