Su cercana relación con los productos naturales, fué lo que llevó a esta familia a crear Made Good .

Todos sus productos son orgánicos, respetan el medio ambiente, son bajos en azúcares y con un sabor tan rico que hasta a los más pequeños les encanta.

Además de inculcar a la sociedad un modo de comida saludable, Made Good colabora apoyando a los agricultores orgánicos.