Seguramente hayas comenzado a tararear la canción de Serrat (“vuela esta canción, para ti Lucía…”). Pero no. Se trata de una series de fragancias para el hogar creadas por el matrimonio canadiense Lucie Bernier y Andre Pace, fundadores de “Pure Living Canadá”, en enero de 2002. Dos apasionados de los productos creados a base de exquisitos ingredientes de origen natural, para dar como resultado unos perfumes de calidad superior. Todo esto manteniendo el compromiso de utilizar aceites esenciales completamente vegetales, puros y orgánicos, además de negarse a testar sus productos en animales.

Se trata de fórmulas exclusivas creadas en Grasse, Francia, localidad situada en los alpes marítimos francos y que por si no sabías, es reconocida como capital mundial del perfume (puede sonarte si has visto la película “El Perfume”). Y al igual que les gusta cuidar la calidad de la materia prima utilizada, el envasado de sus productos no iba a ser menos: los visten de atractivos papeles reciclados que poseen colores referidos a la naturaleza, pintados con tinta orgánica.