Caitlin McClain lanzó Little Low Studio a principios de 2012 con el objetivo de crear papelería y productos de regalo que estuvieran bien hechos y felizmente diseñados, con una perspectiva única y alegre. Caitlin diseña todos los productos de principio a fin y encuentra inspiración en las paletas de colores, los estampados llamativos, la naturaleza, la música, los libros de los niños con ilustraciones vintage, las bromas, y los fetiches de la cultura de Estados Unidos.

En muy poco tiempo sus preciosas ilustraciones han conseguido que pasen de vender a nivel local en Austin, Texas, a una marca más completa vendida por minoristas en casi todos los estados dentro de los EE.UU. y muchos más países en el extranjero.