La pasión por el comercio justo y el buen humor dio lugar a Little Green Radicals. Su equipo es defensor de los productos orgánicos y sostenibles, aspectos importantes cuando les confiamos los cuidados de nuestros niños y recién nacidos. Además son todo un ejemplo de marca y valores: nacieron en 2005 vendiendo mercadillos y hoy en día son reconocidos por su gran calidad, empleo y comercio justo (de hecho, ¡fue de las primeras empresas que consiguió el certificado Fairtrade!).