La historia de Les Chochottes es un asunto muy familiar... La foto que aparece en todos los packagings es una foto de los antepasados de la creadora, de hecho, el niño que cruza los brazos ¡es su abuelo! Durante siglos, los luchadores (los del boxeo), han buscado remedios efectivos contra sus contusiones y otras heridas. Estas recetas de abuelas o más precisamente, de abuelos boxeadores, cruzaron generaciones hasta llegar a nuestros días. El uso casi sistemático de la termoterapia y la creciente demanda de los pacientes es lo que ha permitido crear el laboratorio de Les Chochottes.

Inicialmente Les Chochottes era solo un compresa de semillas de lino que se usaba como "bolsa caliente" que combinando aceites esenciales, frío o calor, tenía unos efectos muy positivos en nuestro cuerpo. Ahora ya es todo un concepto: Les Chochottes es la primera marca cosmética para fisioterapia.

Sus productos pasan un gran control de calidad, bajo la supervisión de fisioterapeutas titulados. Todas sus creaciones son grandes amigos fieles: dese los bálsamos hasta los cojines nos solucionan las contusiones, esguinces y hasta el estrés.