La marca Durance fue creada en 1986 por una pareja apasionada por el perfume e inspirada por la belleza del los lugares. Ellos crean aceites esenciales a partir de las mejores plantas situadas en la Provenza. La búsqueda de variedades de excepción da lugar a su gran colección elaborada con activos biológicos y naturales, los más preciados del territorio.

Apuestan por el gusto en los detalles que ennoblecen la vida, por la serenidad y la armonía con la naturaleza, por el tiempo que necesita La Tierra para dar los ingredientes, y por que la Naturaleza se encuentre al servicio del bienestar.