Deborah Lippmann es considerada la mejor manicurista de Estados Unidos, y la lista de celebrities que le han confiado el diseño de sus uñas es larga, por ejemplo Kate Winslet, Reese Witherspoon, Renée Zellweger y Penélope Cruz fueron tratadas por Deborah y llevaban sus colores de uñas cuando recogieron sus premios Oscar. Además son famosas sus colaboraciones, por ejemplo "Stormy Weather" fue creado con Narciso Rodríguez, "Sarah Smile" se hizo mano a mano con Sarah Jessika Parker, (Carrie Bradshaw, vaya), "Just Walk Away Renee" es un rojo cereza oscuro precioso (perfecto para usar con camisetas de rayas, en serio) y fue creado con y para Renee Zellweger... Y así una lista genial que sigue y sigue...

Pero si hay algo en lo que Deborah Lippmann es sublime, es en en sus glitters o esmaltes con purpurina. Copiados hasta el infinito y mas allá, es ella la que marca la tendencia, y la única que consigue ese efecto 3D evitando que tus dedos parezcan mutados con purpurinas gruesas que se amontonan encima de tu uña. En serio, con los esmaltes de Deborah las partículas parecen inteligentes, saben donde colocarse y quedan bonitas desde una capa sencilla y sola, dando un efecto discreto y romántico, a los mas espectaculares de tres capas, con un brillo hipnótico y un acabado profesional.

Hasta le hemos dedicado un post en nuestro blog:
Post De Uñas y Actitud - www.OliviaSoaps.com