El nombre de la marca surge de una doble combinación. Por un lado, de la unión de los nombres de las hijas de su fundadora, Carla y Claudia, quienes han sido la inspiración y el motor para crear esta delicada línea de cosmética infantil.

Creados para mimar las pieles más delicadas (incluso las atópicas), para toda la familia, con filosofía Eco-friendly y con un plus: un cuidado y delicado diseño y packaging. Si la presentación de la cosmética convencional nos resulta a todos atractiva, ¡la natural no tiene porqué ser menos! 

Los productos de Carelia se basan en la combinación de ingredientes naturales de origen vegetal, tradicionalmente utilizados y de una probada eficacia para todas las pieles.

"Siempre he creído en una cosmética capaz de combinar la eficacia y la elegancia con la esencia de la Naturaleza" dice Inés Navas, Fundadora y Directora de Carelia. El cariño y la protección actuaron como premisa en el desarrollo de los productos, incorporando los principios activos más saludables para el cuidado de la piel sensible. Sus productos destilan mimo y esmero, y han sido realizados en estrecha colaboración con expertos dermatólogos, para bebés y niños, incluso para aquellos que necesitan de un cuidado especial por tener pieles atópicas o hipersensibles.